Conocido como el lugar más árido del planeta tras la Antártida, el desierto de Atacama, situado al norte de Chile, fascina por su diversidad.

El cañón del Antílope , enclavado al norte de Arizona, uno de los desfiladeros más peculiares del mundo, considerado un lugar sagrado por los indios navajo.

Venezuela es un país que puede presumir de mil y una maravillas naturales y una de ellas es, sin lugar a dudas, Salto Ángel, la cascada más alta del mundo.

La Antártida , uno de los últimos santuarios de vida salvaje, ofrece paisajes insospechados.

El desierto de sal más grande del mundo, con sus 10.582 km2, está ubicado a 3.650 metros de altura y, según se proyecte la luz del sol.