A raíz de la polémica en torno a la tutela que el padre de Britney tiene sobre ella, su representante Larry Rudolph y su abogado Sam Ingham han anunciado su renuncia.

Rudolph dio a conocer la carta de renuncia, enviada originalmente a los cotutores de la cantante, el padre de Britney, Jamie Spears, y la abogada Jodi Montgomery, explicando su decisión de salir del equipo, después de trabajar como su mánager durante la mayor parte de la carrera de Britney en la industria del entretenimiento.

El ahora exrepresentante de Britney dejo claro que él nunca ha sido parte de la tutela ni de sus operaciones, por lo que no estaba al tanto de muchas de las declaraciones hechas por Britney durante su audiencia.

Rudolph reveló que “originalmente él fue contratado a petición de Britney para ayudarle a manejar y administrar su carrera”, y que ahora cree que lo mejor para Britney es que él renuncie a su equipo, ya que sus servicios profesionales ya no son necesarios.

Rudolph toma la decisión luego de ser informado de que la icónica artista expresó su intención de retirarse oficialmente.

Aunque no ha hablado con Britney en casi 3 años, el dijo que siempre estará increíblemente orgulloso de lo que lograron en más de 25 años, y se tomó un momento para desearle “toda la salud y felicidad del mundo”. Además declaró que él estará allí para ella si alguna vez lo necesita de nuevo, “como siempre lo he estado”.