El ex-integrante de The Beatles confesó que aprendió todo lo que sabe de Richard, al que también consideró una leyenda de la música.

Fue por medio de sus redes sociales que publicó un mensaje en donde se despidió del músico al recordar algunas anécdotas juntos.

‘’En los primeros días de The Beatles tocamos con Richard en Hamburgo y lo conocimos. Nos dejaba pasar el rato en su camerino y fuimos testigos de sus rituales previos al espectáculo, con la cabeza debajo de una toalla sobre un cuenco de agua caliente y humeante, de repente levantaba la cabeza hacia el espejo y decía: 'no puedo evitarlo porque soy hermoso'. Y lo era… Un gran hombre con un sentido del humor encantador y alguien que será extrañado por la comunidad de rock and roll y muchos más. Le agradezco todo lo que me enseñó y la amabilidad que mostró al dejarme ser su amigo. Adiós Richard y a-wop-bop-a-loo-bop", finalizó al incluir parte del estribillo de Tutti Frutti, uno de sus primeros éxitos.’’ Fue algo de lo que escribir Paul para su difunto amigo Richard.