Lady Gaga ganó el premio a mejor canción original por el tema Shallow de la película A Star Is Born, y al recibirlo aprovechó para dar un emotivo discurso.

Con lágrimas en los ojos, Gaga hablo sobre seguir los sueños y nunca rendirse como la clave del éxito.

En el escenario la acompañaron los coautores del sencillo Mark Ronson, Anthony Rossomando y Andrew Wyatt.

“Si están sentados en su sillón en casa y están viendo esto, todo lo que tengo que decir es que esto es un trabajo duro. No se trata de ganar, se trata de no rendirse. Si tienen un sueño, luchen por él. Si hay disciplina, o pasión, no se trata de cuántas veces sean rechazados o se caigan o sean pisoteados. Se trata de cuántas veces se levantan y son valientes y siguen adelante" fue algo de lo que dijo mientras lagrimas salían de sus ojos.