Este año, el esperado y tradicional halftime show del Super Bowl fue liderado por Adam Levine, quien contó también con la compañía de Travis Scott y Big Boi.

El espectáculo comenzó con Maroon 5 interpretando Harder to breathe y This Love sobre un gigantesco escenario en forma de letra 'M' y con mucha gente cerca. Luego llegó la actuación de Travis Scott, quien salió de adentro de una bola de fuego.

Después, Maroon 5 cantó una de las canciones mas esperadas del publico, Girls Like You, acompañado de un grupo de Góspel, para luego seguir con el clásico She Will Be Loved.

Tras la aparición del rapero Big Boi, Adam Levine y su banda interpretaron Sugar y Moves Likes Jagger, la canción que hace referencia al líder de los Rolling Stones.