Mientras Dua Lipa ofrecía su concierto en Shanghai, observó con horror cómo los agentes de seguridad expulsaron a las personas que se animaron a ondear banderas por los derechos de los gays.

Se puede ver en algunos de los vídeos publicados en la redes sociales que al percatarse de esto, ella comienza a sentirse molesta, y no pudo ocultar su llanto. Después del suceso, Dua Lipa escribió un mensaje a sus fans en sus redes sociales mostrándoles que estaba orgullosa de ellos.

"El show de anoche lo hice por mis fanáticos. Un espectáculo prometido. Me paré junto a ellos, canté con ellos y bailé con ellos. Los apoyaré por su amor y sus creencias y estoy orgullosa y agradecida de que se sintieron lo suficientemente seguros como para mostrar su orgullo en mi espectáculo"