Después de años luchando contra la ansiedad y depresión, Robbie confesó que podría padecer algo mas.

Lo que el dijo fue que es muy probable que tenga síndrome de Asperger o Autismo, trastornos que son caracteristicos por tener dificultades en las habilidades sociales.

A pesar de esto, admitió que ha aprendido a manejar mejor su vida en los últimos años, especialmente después de convertirse en padre de sus dos hijos.